¡Buenas, familias!

Hoy hemos llegado al Casal un poco nerviosos porque sabemos que esta noche vienen los Reyes Magos, así que para quitarnos un poco los nervios hemos salido al patio a jugar a juegos tradicionales.

Hemos desayunado para reponer pilas y, a continuación, ¡hemos jugado a un bingo navideño (y decimos navideño porque habían seis figuritas: estrellas, galletas de jengibre, un árbol de navidad…)! Lo mejor de todo es que los grandes han ayudado a los peques y entre todos hemos conseguido ir tachando los números. Y, ¿a qué no sabéis que? ¡¡¡Todos hemos tenido regalo!!! ¡¡Un maravilloso peluche, que nos hemos llevado a casa!! ¡Qué guay!

A la hora de comer, hemos vuelto a tener un menú especial, esta vez por Reyes, y es que hemos comido escudella y croquetas, mmmmmm… ¡qué rico!

Por la tarde, no podíamos irnos a casa sin escribir la carta a SSMM los Reyes Magos, así que después de pensar y ultimar qué regalos o deseos queríamos pedir, nos hemos puesto manos a la obra.

Una vez acabada la carta, cuando nos hemos dado cuenta, ya era la hora de marchar para casa y los nervios han vuelto a aparecer otra vez porque tenemos muchísimas ganas de que llegue mañana. Ahora solo queda irnos a dormir temprano y dejar algo de bebida debajo del árbol, ¡a ver si mañana nos encontramos con algún paquete!