¡Hola, familias!

Hoy, ha sido el segundo día de la segunda semana de Casal… ¡y ha sido super guay!

Nada más llegar, los peques (y los no tan peques) han entrado a desayunar para recargar toda su energía y aprovechar al máximo el día de hoy. En acabar algunos han estado haciendo puzzles, otros han hecho deberes y otros han pintado.

Seguidamente, entre todos y todas hemos enganchado unas súper pegatinas, que conseguimos ayer en el circuito, en el árbol navideño que tenemos colgado en el comedor. Así lo hemos personalizado y hecho un poquito más nuestro, aunque las monitoras nos han vendado los ojos para que fuera más gracioso y divertido.

Una vez acabado el árbol, con el espíritu navideño a tope, hemos decidido que una opción genial era crear una pequeña decoración casera para la puerta de nuestra casa. Habían diferentes propuestas y podíamos elegir la que más nos gustara, todas eran con material reciclado y han quedado super chulas. Algunos/as, han decidido crear esta manualidad con un plato de cartón y pinturas, otros/as han optado por dibujar su mano en una cartulina repetidas veces hasta formar una corona y, por último, una propuesta que ha triunfado un montón ha sido cortar en tiras una pajita y crear una guirnalda personalizada a nuestro gusto y la verdad es que hemos quedado sorprendidos con el resultado tan guay.

Después de lavarnos las manos (porque la verdad es que hemos acabado bastante manchados de pintura) nos hemos puesto a comer y a relajarnos un poco después de esta mañana tan movida.

Por la tarde, antes de irnos para casa, hemos estado jugando a diferentes juegos y el que más ha triunfado ha sido el del lobo, pero en vez de hacerlo sentados, nos hemos puesto de pie cambiando un poco la dinámica y haciéndolo así más atractivo para todos y todas.

La verdad, es que ha sido un día agotador, pero nos lo estamos pasando genial, ¡menos mal qué aún quedan unos cuantos días de Casal de Navidad!