Erupciones, guerras de agua y coches por Europa

¡Hola familias!

Ya estamos casi al final de la semana, así que ya andamos un poco cansados, pero no por eso dejamos de hacer cosas y pasárnoslo genial, ¡os lo contamos!

El turno A hoy se ha trasladado a la costa de Sicilia, donde hay un elemento que aún está activo ¿cuál? Sí, el volcán Etna. Y es que hoy este turno ha decidido construir su propio volcán. Por la mañana, después de desayunar, han empezado a construirlo. Se han divido por grupos y con una botella de plástico, un cartón, diarios y cola se han puesto manos a la obra (se han esmerado tanto que han estado toda la mañana). ¡Les han quedado genial! Por la tarde, después de comer, ha llegado la hora de la verdad… ¡la erupción! Se han ido todos al patio y se han colocado alrededor de cada volcán. Los monitores han colocado bicarbonato de sodio dentro de la botella, después vinagre y… ¡erupción! Hay que decir que ha sido pequeñita pero mejor, ¡que no queremos lava por el cole!

El turno B hoy tenía salida, así que después de desayunar, han cogido la mochila y han ido a coger el bus para ir hasta el Parque de la Pegaso. Aunque antes de llegar allí, han hecho una pequeña ruta por el Canódromo del Congrés (un canódromo es un circuito donde se hacían carreras de galgos) que se ha convertido también en un parque, y por Plaça Massadas, una de las 3 plazas con porche que hay en Barcelona. Cuando han llegado al Parque de la Pegaso, ha venido una actividad súper divertida (y muy necesaria en el día de hoy) … ¡una guerra de agua! Así que se han quedado en bañador, pistola de agua en mano, ¡y a mojarse! Después de comer, se han dado una vuelta por el parque y han jugado en este (sobretodo el pulpo, una estructura que había allí), hasta que ha llegado la hora de coger el bus otra vez y volver al Casal.

Por último, el turno C, hoy nos hemos quedado en el Casal. Por la mañana, después de desayunar, hemos hecho nuestro propio coche ecológico. Primero lo hemos diseñado y, después, con cartón, celo y tijeras, nos hemos puesto manos a la obra. Cuando hemos terminado la estructura, los hemos pintado con pinturas de varios colores. Nos han quedado muy bien, ¡nos han dado ganas de darnos una vuelta por el patio y todo! Por la tarde, después de comer, hemos hecho tarde de grupo, donde algunos hemos hablado de temas que nos interesaban y otros hemos hecho diferentes juegos.

Y esto es todo por hoy, ¡mañana a por el último día de Europa!

Бувай (que se pronuncia «bay», y es adiós en ucraniano).

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.