¡Hola, familias!

Ha llegado el jueves de la primera semana del casal de agosto. Hoy hemos ido de excursión al parque de la Pegaso. Hemos jugado muchísimo en el parque entre todos los niños y niñas. ¿Queréis saber qué hemos hecho con más detalle? ¡Seguid leyendo!

Esta mañana cuando hemos entrado al casal lo primero que hemos hecho ha sido entrar en el comedor, pero hoy no hemos hecho deberes, hemos desayunado directamente. Los que traemos comida de casa nos la hemos comido y los que no, hemos comido fruta o pan con nocilla y nos hemos tomado un vaso de leche o de ColaCao.

Después de desayunar, hemos dejado los tuppers en el casal para que no nos pesen tanto las mochilas, porque con el calor que hace, ¡cualquiera se los lleva encima todo el día! Después hemos ido a hacer pipi, hemos hecho fila y ¡rumbo hacia el parque! Los monis, hemos llevado también espráis para ir mojando a los niños y niñas durante el camino. Hemos ido en el autobús V29, que nos deja súper cerca del parque y, tal como hemos llegado, hemos dejado las mochilas en un sitio todos juntos y hemos ido a jugar al parque.

¡Qué bien nos lo hemos pasado! Nos hemos tirado por la tirolina, hemos subido a una estructura en forma de pulpo que tiene, nada más y nada menos que, ocho toboganes, hemos subido a una caseta por una cuerda, hemos saltado en camas elásticas… No lo podríamos a ver pasado mejor.

Sobre las 13h hemos empezado a comer el picnic del casal. El picnic consistía en dos bocadillos (uno de tortilla francesa y otro de jamón y queso), una botellita de agua y una pieza de fruta (esta vez, manzana). Estaban deliciosos.

Después de comer, hemos seguido jugando un poco más en el parque. Todo el día hemos ido mojando las cabezas en una fuente para sobrellevar mejor el calor. A las 15h hemos hecho pipis, filas y hemos vuelto al casal, que ya estábamos cansados.

Cuando hemos llegado al casal hemos cantado el cumpleaños feliz a uno de los monitores porque era su cumpleaños y luego hemos merendado un vaso de leche y fruta: naranjas y peras. Estaban muy ricas, y fresquitas, más.

Y así ha acabado nuestro día de hoy. Ahora toca descansar y cargar pilas para el día de mañana.

¡Hasta mañana!